FANDOM


Información
« ¿Cómo te atreves a mostrar esa falta de respeto a onee-sama? / Si alguna vez la ofendes, ¡¡Te cortaré en pedazos!! »
— Yuma Okita[fuente]
Yuma Okita
Yuma
Kanji
沖田 由真 (おきた ゆま)
Romaji
Okita Yuma
Características
Edad
16
Género
Femenino
Altura
Academia Satsukiyama
Afiliación
Ocupación
Estudiante de Preparatoria
Estado
Fallecida
Causa de Muerte
Mitad superior del cuerpo removida por los chicos fantasma

Yuma Okita (沖 田 由 真 Okita Yuma?) es un personaje de Corpse Party: Another Child. Ella es una estudiante perteneciente a la Academia Satsukiyama y una de las víctimas atrapadas dentro de Heavenly Host.

Apariencia

Yuma es una adolescente con pelo largo y rosado atado en coletas, y ojos rosados.

Lleva el uniforme escolar de la Academia Satsukiyama, el cual consiste en una chaqueta marrón de doble pecho, una camisa marinera blanca con un bordes negros y una falda negra con calcetines negros hasta la rodilla y zapatos negros.

Personalidad

Yuma es una chica maleducada y malhumorada, especialmente hacia cualquier persona que no le agrade o que no muestre respeto a Erina Yuzuki. Ella escucha y obedece a esta última sin embargo, y la llama "onee-sama", en señal de afecto.

Junto con Miyako Hayakawa, ella es parte del grupo de Erina. A diferencia de ella, Yuma participa activamente en la intimidación a Tamaki Minase, usando lenguaje vicioso para degradarla.

Rol

 

Corpse Party: Another Child

En la escuela, Yuma se burla de la familia sin padre de Tamaki y de cómo tiene que trabajar para poder comprar comida. El día de la graduación, una vez más se burla de la situación financiera de Tamaki, y también le recuerda su cita con Yuuma Shindou, señalando en el proceso que ella es consciente de ello. Yuma sigue el liderazgo de Erina en participar en el Sachiko Ever After, y consecuentemente termina atrapada en Heavenly Host. Su grupo está formado por Erina, Yuuma y ella misma.

Yuma choca con Yuuma desde el principio debido a su actitud cortante hacia Erina, después de que la última sugirió que se olvide de Tamaki. Sólo deja de golpear a Yuuma después de que Erina se lo diga. Mientras pasea por los pasillos, el grupo encuentra cinco esqueletos vistiendo el uniforme de su escuela en un salón de clases, aunque Yuuma impide que las chicas los vean cerrando la puerta. Yuma comenta sarcásticamente que podría haber imaginado cosas, pero se molesta cuando Erina se aferra a él con miedo. Ella le pregunta a Yuuma si cree en los espíritus, y revela que Erina y ella habían tratado de convocar al espíritu de una chica anteriormente.

El grupo encuentra una sala de salida que Yuma va a explorar solo. Después de darse cuenta de que la puerta de salida está cerrada, ella oye un ruido en la habitación. Mirando desde la esquina de un zapatero, se sorprende al ver a una niña con un ojo perdido, un niño y una chica sin cabeza ensuciándose con un cadáver fresco. Yuma sale corriendo de la habitación asustada y Yuuma le pregunta qué fue lo que vio dentro. Yuma responde que la salida está bloqueada. Sin embargo, ella recupera su compostura y, sin mencionar a los tres chicos, agrega que vio a Tamaki en su lugar. Yuuma entra en la habitación pero Erina es detenida por Yuma cuando intenta seguirlo. Yuma declara que apenas puede sostener su vejiga y le pide a Erina que la ayude a encontrar un baño, ya que está demasiado asustada para buscar uno sola. Al hacer eso, logra deslizar un tablón roto en las manijas de la puerta con el fin de atrapar a Yuuma dentro de la habitación, y sin ser notada por Erina. Yuuma se queda atrás mientras ellas buscan los baños. Allí, Yuma aplaude finalmente poder deshacerse del tipo.

Cuando regresan de los baños, se encuentran con Yuuma en los pasillos. Cuando Erina le pregunta por qué se le ha arrancado la manga y donde está Tamaki, Yuuma contesta que conoció a algunos niños fantasmas y que esta última no se encontraba por ninguna parte. Yuma falsamente le dice a Yuuma que está contenta de verlo vivo, y le saca la lengua cuando Yuuma señala que él es consciente de cuál era su plan.

Yuuma le pregunta a Erina sobre el encanto de Sachiko Ever After y los chicos fantasmas, pero ella duda. Al darse cuenta de que Erina no quiere contarle al respecto, Yuma responde en su lugar y explica que Heavenly Host fue demolido hace 30 años, y que no debería existir más. Ella también agrega que Sachiko Shinozaki era una estudiante en esta escuela y que probablemente ya está muerta. Por último, menciona que recibieron toda esta información de un blog escrito por un autor de investigación paranormal. Finalmente, Yuma señala que la parte de "siempre después" del encanto podría significar "morir juntos".

Después de caminar un poco más, se topan con un esqueleto usando el uniforme de su escuela, empalado en algunos escombros. Erina reconoce la identidad del esqueleto cuando ve su teléfono celular con un encanto de delfín, el cual le regaló a Miyako para su cumpleaños, en la mano del cadáver, y rompe en lágrimas.

Los tres más tarde encuentran una enfermería y se refugian allí. Yuma intenta consolar a Erina señalando que el cadáver no puede ser de Miyako. Miyako realizó el encanto con ellos y, como tal, no podría haberse convertido en un esqueleto tan pronto. Erina retrocede, preguntando por qué estaba sosteniendo su móvil entonces. Yuma se sorprende cuando se pregunta cómo puede estar tan tranquila cuando su amiga está posiblemente muerta. Cuando dejan a Erina descansando en la enfermería, Yuuma dice que está sorprendido de verla tan triste. Yuma contesta que Erina siempre está pensando en sus amigos, y que ella sería amiga de Tamaki también si no fuera porque Yuuma siempre está hablando de esta última.

Yuma le pregunta a Yuuma si pueden dejar que Erina descanse en la enfermería. Cuando él responde que ella debe descansar también y que él va a cuidar de las dos, Yuma se sonroja y luego responde que debería ir a buscar una salida en su lugar. Yuuma está de acuerdo y deja a las dos en la enfermería. Ella se queda dormida poco después.

Cuando Yuma se despierta, Erina ya está allí. Esta última pregunta dónde estaba Yuuma y se sorprende al saber que él mismo ha ido a buscar la salida. Erina se disculpa con Yuma por gritarle antes. Con su amistad reparada, las chicas salen a buscar a Yuuma. Pasean un rato por el primer piso antes de que Erina finalmente sugiriera subir. A pesar de que el aire parecía ominoso, todavía decidieron subir.

Erina y Yuma llegan a un aula vacía. Pisando el suelo de madera dañado, Yuma se desplaza y cae. Erina le pregunta si está bien, a lo que Yuma dice que sí; Sin embargo, su pie quedó atascado De repente, un gabinete cercano se cae y aplasta el pie atorado de Yuma. Mientras Yuma grita de terror, Erina trata de levantar el gabinete, pero no se mueve ni un centímetro a pesar de que sus uñas ya estén rotas. Desesperada, Erina le pide a Yuma que espere mientras ella pide ayuda y se queda sola el aula. Desafortunadamente, Yuma se enfrenta a los dos fantasmas a los que vio diseccionar un cadáver antes. Se burlan de ella, diciendo que podría haber evitado este evento si se hubiera quedado abajo, y que tanto ella como Erina morirían. Enojada por sus palabras, Yuma les dice que los matará si llegaran a tocar a Erina, lo que sorprende a los fantasmas. Sin embargo, una sonrisa perversa se arrastra en sus rostros.

Erina más tarde regresa al aula con Yuuma, pero Yuma no se encuentra en ninguna parte. Cuando ella comienza a buscarla, Yuma aparece repentinamente detrás de ella. Erina se siente aliviada al verla de nuevo, pero cuando intenta hablar con ella, la parte superior del cuerpo de Yuma cae.