FANDOM


Información
« Bueno, verás ... Es mi amuleto secreto ... Está lleno de perlas perfumadas ¿Ves? El sabor a caramelo es especial . Te protege de los accidentes y del peligro ¡Es por eso que quiero dártelo! No quiero ... que le ocurra algo malo a mi hermano mayor... »
— Yuka Mochida[fuente]
Yuka Mochida
Yuka Mochida
Kanji
持田 由香 (もちだ ゆか)
Romaji
Mochida Yuka
Sobrenombre
Conejo (ラ ビ ッ ト Rabitto)

Chica Pee (お し っ 子 Oshikko)

Yukes (ゆ か ち Yuka-chi)
Características
Edad
14
Género
Femenino
Altura
140cm
Peso
34.2kg
Fecha de Nacimiento
2 de Octubre
Tipo de Sangre
A
Busto
A
Afiliación
Escuela
Academia Kirasagi
Ocupación
Estudiante de Secundaria
Clase
2-3
Estado
Viva
Perfil
Gustos
Azúcar piedra y Jugo de Melocotón
Disgustos
Pasas
Pasatiempos
Recoger perlas perfumadas
Futuro Sueño
Convertirse en una novia
Familia
Hiro (Padre)

Miho (Madre)

Satoshi (Hermano Mayor)
Actores de voz
PC
Vitaminchi
PSP/iOS
Eri Kitamura
OVA
Eri Kitamura
CD Drama
Sayuri Yahagi
Vita
Eri Kitamura
3DS
Eri Kitamura
Actor
Ayu Matsu'ura

Yuka Mochida es la hermana menor de Satoshi.

Apariencia

En Corpse Party -Rebuilt-, ella tiene los ojos de color púrpura y el pelo negro corto, llevando una sencilla diadema rosa. Yuka lleva un vestido azul con cuello blanco. Sus zapatos son de color rojo claro y lleva calcetines blancos.

En Corpse Party, Yuka es una joven adolescente. Su altura y su peso son inferiores al normal, haciéndola ver mucho más joven de lo que realmente es. Ella tiene ojos azules y cabello castaño corto y corto. Ella también lleva una sencilla diadema de color rosa, que su madre le dio.

Al igual que las otras estudiantes de la Academia Kirasagi, Yuka lleva un vestido azul (también conocido como delantal) con cuello blanco y un pequeño lazo rosa en él, calcetines blancos a media pierna y zapatillas amarillas.

Personalidad

A pesar de ser una adolescente, Yuka actúa de manera muy inmadura para su edad debido a que es más mimada por sus padres que su hermano. Ella trata de actuar como un adulto con el fin de ser tomada más en serio por sus compañeros, pero sus constantes fracasos en hacerlo causan que actúe de forma aún más inmadura. Su ingenuidad hace su inocencia infantil más evidente que la de la mayoría de los demás atrapados en Heavenly Host, pero también la hace susceptible de ser manipulada por los residentes con malas intenciones de la escuela (Humanos y fantasmas por igual).

También le hace psicológicamente más vulnerable a los horrores de la escuela, haciendo que se horrorice fácilmente ante la vista de la sangre, la violencia y la muerte. Ella depende de los mayores y de las personas más maduras para que tomen decisiones por ella.

Sin embargo, sus experiencias a lo largo de Heavenly Host la fuerzan a tomar sus propias decisiones.

Historia

Capítulo 1

Yuka se unió al ritual por accidente. Ella iba a la escuela a llevarle un paraguas a su hermano. Sin embargo, cuando llega, es invitada a unirse a los demás en la realización del "Sachiko Ever After". Una vez que realizan el ritual, el suelo se abre, Yuka cae junto con los demás y son enviados a Heavenly Host.

Capítulo 3

Ella se despierta en una de las muchas salas de clase de Heavenly Host con su hermano. Es allí donde, gracias al espíritu de otra víctima, se enteran de dónde se encuentran. Como los demás no están por ningún lado, deciden ir en busca de ellos, pero mientras los buscan, encuentran un cadáver y comienzan a comprender la verdadera naturaleza del lugar. A partir de este punto, Yuka comenzará a temer por su vida. Sin embargo, la presencia de su hermano hará su capacidad para seguir adelante.

Después de recuperar la tabla suelta, mientras se dirigían a la sala oeste, Yuka le ofrece su amuleto, capaz de proteger al propietario de cualquier peligro. En las escaleras, sin embargo, un agujero evita que el dúo pueda ir más lejos, pero un nuevo terremoto de alguna manera repara ese agujero, permitiendo que sigan.

Cuando llegan a la sala del primer piso al oeste, se encuentran con el primero de los fantasmas que frecuentan la escuela, Ryou Yoshizawa, quien los persigue.

Una vez que están a salvo en las escaleras del tercer piso, se encuentran con una clave desconocida, y luego llegar a los baños. Allí, Yuka le avisa a su hermano que ella tiene que usar el baño y va. Sin embargo, no es capaz de usarlos, ya que el suelo se ha derrumbado casi por completo.

Obligados a volver, se acercan a la enfermería, cuya puerta estaba cerrada, y mediante el uso de la clave que encontraron en el hueco de la escalera son capaces de entrar. Cansados, ambos deciden recostarse en las camas y expresan sus preocupaciones acerca de los demás. Confortada por las palabras de su hermano, Yuka se queda dormida.

De repente despertó gracias a Satoshi. Ella empieza a llorar, ya que no se encuentra en casa y, una vez más, su hermano logra calmarla y deciden mantenerse en movimiento. Ellos escuchan bruscamente a Ayumi Shinozaki gritar y luego de salir de la habitación, ven una mancha de sangre en el suelo, la cual no estaba allí antes, y un clavo. Recordando los baños de los chicos, los cuales estaban cerradas con tablas, usan el artículo que acaban de encontrar para entrar. Obligados una vez más a volver al segundo piso, se oye a alguien tomando fotos, quien resulta ser Sakutaro Morishige, que en realidad está utilizando su cámara para tomar una imagen de las entrañas de una de las víctimas de la escuela. Al darse cuenta de ello, Yuka se aleja por instinto, empezando a temblar ante la idea de lo que acaba de ver. Una vez que se apartan de él, un ruido proviene de la primera planta.

Una vez que llegan al lugar del que proviene el sonido, los dos se dan cuenta de que la sala se hizo más grande, y que al final de ella, hay una puerta cerrada, la cual se abre con facilidad, ya que el grupo encuentra una clave que se encuentra dentro de un armario en el aula 1-A.

Visitan el nuevo edificio, en el cual se reúnen con otras dos personas vivas, Kokuhaku Akaboji y Mitsuki Yamamoto, cuyo colapso mental hace que sea imposible hablar con ellos. Otro terremoto volverá a poner la voluntad de Yuka a prueba, quien está demasiado cansada para seguir adelante. Después de un tiempo, sin embargo, Satoshi, que no se olvida de que su hermana tenía la necesidad de ir al baño, encuentra los baños de niños en ese edificio, que para su desgracia tampoco pueden usarse, y le pregunta si está bien para ella hacer pis en el bosque fuera del edificio, mientras él la espera adentro. Al no tener otra opción, Yuka acepta.

Cuando ella sale y trata de pasar por encima de la valla, uno de los espíritus de los niños aparece delante de ella, y empieza a perseguir a Yuka, quien dirige de vuelta al edificio. Allí el espíritu deja de seguirla, pero ahora Yuka se enfrenta a otro peligro: su hermano está por ningún lado, lo que significa que ella está sola ahora .

Mientras busca a su hermano, se encuentra con Sakutaro, quien toma fotografías del cadáver de Mitsuki y que, preocupado por ella, le ofrece su ayuda en la búsqueda de Satoshi. Ella se niega, asustada por lo que estaba haciendo Sakutaro, y huye de él. Al correr, ella piensa que sería mejor esconderse en alguna parte, y entra al baño de los niños, pero es atrapada por el espíritu de Yuki, quien bloquea la puerta para evitar que Yuka escape. Por suerte, de alguna manera es salvada por su hermano, quien oye sus gritos de socorro y logra abrir la puerta, dejando que su hermana salga, pero de nuevo no hay nadie nada alrededor. Yuka se mantendrá en busca de su hermano hasta que finalmente se topa con otra persona viva, a quien confunde con su hermano. Tras darse cuenta de que esta persona no es su hermano, él se presenta como Yuya Kizami.

En vista de que Yuka lo confundió con su hermano, él entiende que ella lo estaba buscando y como perdió a su hermana pequeña, le sugiere a Yuka que se una a él para encontrar a su hermano los dos.

En la búsqueda por la escuela, se encuentran con el cadáver de Mitsuki y Yuya se da cuenta de la agitación de Yuka. Yuya le pregunta si ya se encontró con uno de los fantasmas, revelándole a ella la presencia de su asesino, quien empuña un martillo gigante, y que está en algún lugar dentro de la escuela.

Más tarde, gracias a los mensajes dispersos en las paredes del edificio, aprenden de la existencia de los Blessed Shoes, capaces de permitir al usuario caminar sobre la bilis verde. Los encuentran colocados debajo de un escritorio en la sala de música y con ellos se las arreglan para pasar por el pasillo donde se encuentran con el Cristal desprecintado. Como lo recogen, Yuya da cuenta de que algo está mal con Yuka, y ella le dice que necesita ir al baño, a lo que Yuya está de acuerdo en ayudarla a encontrar un lugar donde pueda hacer sus necesidades. En el camino se encuentran con una puerta sellada, y cuando se acercan a ella, el cristal que encontraron antes se rompe y se destruyen los sellos, lo que le permite llegar finalmente al interior.

CAPÍTULO 4

Momentos más tarde, sin embargo, Yuka se horroriza, ya que en el interior del cuarto de baño, cada puesto tiene un cadáver en él, de personas que han decidido ahorcarse. Agotada, cae en el suelo, mientras que Yuya entra para comprobarlo por sí mismo. Luego se oye la risa de Yuya en el cuarto de baño.

CAPÍTULO 5

Yuka oye un grito procedente del interior del cuarto de baño y, como Yuya es el único que sale, ella le pregunta si él era el quien gritó de esa manera, a lo que Yuya niega haberse reído. Este repentino cambio de actitud de Yuya comienza a preocuparle y ella decide buscar a su hermano por su cuenta. Cuando Yuya le dice que él es el hermano que está buscando, ella entiende que ella ya no está a salvo con él. Huyendo de él, se encuentra con Kensuke Kurosaki en el primer piso, sangrando. Ella trata de ayudarlo, pero es detenida por Yuya, quien le da una patada, causándole la pérdida de la conciencia y que se orine.

Más tarde ella se recupera, pero cuando abre los ojos, se da cuenta de que ella todavía está en peligro: Yuya está cubierto de sangre, y Kensuke muerto. Yuya revela que él quiere matar a Yuka con sus manos, a lo que ella se escapa. En la otra habitación, ella es capaz de ver a uno de los espíritus, pero cuando trata de acercarse a ella, un gabinete cae, obligándola a buscar otra manera de huir. Mientras se las arregla para llegar a donde estaba el espíritu, encuentra una llave que le permite alcanzar el edificio principal, cuya puerta estaba cerrada. Una vez allí, el fantasma en rojo aparece de nuevo, invitando a Yuka a seguirla. Si lo hace, Yuka llega a los aseos, donde luego se esconde. Allí decide deshacerse de sus bragas, las cuales están completamente mojadas, ocultándolas detrás de uno de los sumideros, hasta que otro terremoto sacude la habitación.

Una vez fuera, Yuka da cuenta de que ya no se está siendo perseguido por Yuya y decide tomar un descanso. Yuka está cubierta de sangre y cansada, cuando de repente Sachiko aparece delante de ella y Yuka entiende que fue quien la salvó, pero a medida que ella trata de hablar con Sachiko, esta empieza a reír con locura.

Después encontrarse con Sachiko, quien se encuentra oculta entre los armarios de calzado, encuentra a Satoshi y Naomi en el mismo lugar en el que se separaron y, felizmente, llora por finalmente haber encontrado a su hermano. Cuando se pone de pie para unirse a Satoshi y Naomi en la búsqueda de una salida, se le cae una cinta que no recuerda haber visto antes.

El grupo se dirige para el armario del conserje. Al observar la segunda cinta, no solo se las arreglan para saber cómo salir de la escuela, sino que también son testigos de los últimos momentos de Kou Kibiki, quien filmó como era asesinado por Naho Saenoki.

Reconociendo el lugar donde se filmó la cinta, abren una puerta al lado del televisor. En el interior se encuentran con los cadáveres de Kou y Naho, y, detrás de ellos, un agujero que conduce a otra habitación. Allí encuentran una escalera, y después de que Naomi sube, Yuka a su hermano si puede subir después de él, ya que está sin ropa interior.

En la parte superior de la escalera, los tres se encuentran en el lavabo de las niñas y una vez fuera, Yuka encuentra otra cinta dentro de un armario. Luego de eso, se encuentran con Ayumi y Yoshiki, quienes les revelan lo que descubrieron en una manera de volver a casa. También le dan el papel a Satoshi y a Naomi y una estatua de mármol.

Buscan dónde llevar las estatuas y encuentran dos pedestales, cerca de donde una vez estaba la enfermería, y se abre un pasaje, llevándolos a un corredor. A medida que tratan de llegar a la puerta en la parte inferior de la misma, sin embargo, tanto Yuka y Naomi tienen que parar debido a un repentino dolor de cabeza que les causa una hemorragia nasal. Al ver su condición, Satoshi decide seguir adelante por su cuenta. Más tarde vuelve y les grita que huyan. Después, les explica que detrás de la puerta estaba la enfermería y también el espíritu madre de Sachiko; les muestra también que él logró tomar su diario. Gracias a ello, descubren sobre el pasado de Sachiko y cómo la mataron. Posteriormente, el grupo decide dirigirse a su oficina con el fin de encontrar más pistas allí; a medida que se van, también se encuentra el "Black Cat Plushie", un regalo dado a Sachiko por su madre.

A medida que van hacia el segundo edificio, el grupo será testigo del castigo de Sachiko hacia el director quien le quitó la vida. Él, de hecho, al final se suicidó saltando desde el tejado, viéndose obligado a aliviar sus últimos momentos de nuevo. Sin embargo, esto permite a Satoshi recuperar la clave de su oficina.

Una vez en su despacho, ven como el miedo del director, causado por sus pesadillas, lo llevó a cubrir la habitación con encantos contra los espíritus. Si bien buscan en toda la habitación, dentro de la mesa de trabajo, Satoshi encuentra una pequeña bolsa, pero a medida que lo toma pierde la conciencia. De repente, él se recupera y Yuka y Naomi le dicen que ha estado inmóvil durante un rato, que no podía oírlas. Él les revela que tuvo una visión de lo que ocurrió con Sachiko y cómo el director, impulsado por la locura después de haberla matado, cortó su lengua y la puso dentro de la bolsa que acaban de encontrar. Aunque sea peligroso, Satoshi les dice que tienen que llevarla a Sachiko.

Cerca de la mesa de trabajo, el grupo encuentra un pasaje oculto, cubierto con encantos. Satoshi afirma que la gran cantidad de encantos cerca significa que el director estaba increíblemente asustado por algo que había allí abajo, pero que ver que hay ahí abajo es también la única manera de encontrar una salida, y así, a medida que avanza por el pasillo, Yuka y Naomi deciden seguirlo.

Abajo de la escalera, el grupo se encuentra con un refugio antiaéreo abandonado, pero antes de ir más lejos, Yuka le advierte a su hermano que tiene que orinar de nuevo, a lo que Satoshi le pide que resista, ya que están cerca del lugar donde Sachiko había sido enterrada, por lo que tienen que estar preparados.

A medida que el grupo continúa explorando el lugar, encuentran un túnel con mesas llenas de cabezas, colocadas cuidadosamente con el fin de parecerse a los premios. Más tarde se encuentran con Shogo Taguchi, quien en un principio parece asustado, pero a medida que se da cuenta de que quienes acaba de conocer son personas, se calma. Sin embargo, como Naomi se acerca a él con el fin de devolverle una cinta de vídeo que se le cayó de la cámara, él empieza a gritar y luego huye.

A medida que el grupo llega al final de los túneles, se encuentran en un punto muerto y la única manera de salir es ir a una habitación de la derecha. En el interior se encuentran cubos llenos de sangre o de extremidades humanas, e incluso la mesa está cubierto de manchas de sangre. Sin embargo después de un tiempo los tres oye que alguien viene y tienen que esconderse debajo de la mesa. A partir de ahí, ven a Shougo en busca de un lugar para esconderse también, y más tarde que Yoshikazu lo sigue. De repente se le cae el cadáver de Seiko Shinohara, el cual llevaba por razones desconocidas, y se dirige al armario, en el que Shougo decidió esconderse. Por desgracia, Shougo es descubierto y posteriormente asesinado por él, quien luego agarra el cadáver de Seiko y se va de vuelta.

Naomi, incapaz de dejarle llevar el cadáver de Seiko, se escapa del grupo con la esperanza de encontrarla de nuevo. Inútilmente, Satoshi trata de detener a Naomi y le dice a Yuka que esté cerca de él, para luego ir a buscar a Naomi con él, a lo que ella está de acuerdo rápidamente.

Siguiendo el rastro de sangre dejado por el cuerpo de Seiko, esperando pronto encontrarla, pero después de un tiempo se encuentran en una encrucijada, sin sangre a seguir. En el camino, finalmente se encuentran de nuevo con Ayumi y Yoshiki, quienes les dicen lo que pasó con Yui Shishido y cómo llevar a cabo el ritual correctamente para poder salir. Más tarde se preguntan dónde está Naomi, a la que Satoshi responde que se escapó con el fin de seguir a Yoshikazu. Después de las explicaciones, el grupo sigue adelante también la esperanza de encontrar Naomi otra vez.

En la habitación de Yuki, quien previamente fue calmada por Ayumi y Yoshiki, aparece de nuevo ante los compañeros de clase. Ella le advierte a Ayumi que ha sido golpeada por el oscurecimiento y que tienen que darse prisa para poder salir de la escuela. Yuki también les dice que Sachiko se encuentra en la habitación de al lado, y el apaciguamiento de ella es la única manera de salir. Satoshi también pregunta por Naomi, a lo que Yuki responde que se enfrenta a su propio oscurecimiento y, si se las arregla para hacer frente a él, seguramente llegará a ellos, para luego desaparecer.

En el siguiente cuarto, el grupo finalmente llega a la escena del crimen. Ellos están seguros de la presencia del cuerpo de Yoshikazu dentro de ella y luego, a medida que se acercan al lugar donde está enterrada Sachiko, Yuka tiene un fuerte dolor de cabeza, y pronto después de escuchar movimientos, de alguna manera el cuerpo de Sachiko emerge del suelo y, mientras que los otros tres fantasmas asisten al evento, le grita al grupo que se vayan o va a matarlos.

No dispuestos a irse, ya que están paralizados por Sachiko, esta se pone pie y va hacia Yuka, apuñalandola numerosas veces con una tijera. Incapaces de moverse, los otros no le pueden ayudar. Cuando de repente, aparece otra Sachiko, vestida de blanco. Tan pronto como Satoshi la ve, le da de nuevo la lengua y el peluche. Al hacerlo, ella comienza preguntando por su madre, y también dónde se encuentra, sin reconocer el lugar. A medida que los cuatro estudiantes son capaces de moverse de nuevo, las paredes comienzan a temblar y el grito de Sachiko puede ser escuchado. Este es el momento para llevar a cabo el ritual de la manera correcta y por suerte Naomi entra en la habitación justo a tiempo para unirse a ellos.

Después de repetir el canto cinco veces, más uno para Sachiko, termina el terremoto. Preocupado, Satoshi pregunta si todo el mundo está bien y Yuka es ayudada por Ayumi, quien utiliza su cinta para detener la hemorragia causada por las puñaladas anteriores, a lo que ella le agradece.

Yuki aparece de nuevo para darle una advertencia a los estudiantes: lograron, de hecho, apaciguar a Sachiko, y abrir un vínculo entre la escuela y su mundo, pero tienen que darse prisa y salir del edificio o de lo contrario el paso se cerrará y se no serán capaces de salir de nuevo. Mientras termina su discurso otro terremoto les incita a correr y el sonido de las campanas que marcan el paso del tiempo se puede oír y, en caso de que la campanas suenen siete veces van a ser condenados a morir allí. Finalmente los cinco supervivientes alcanzan el pasillo al aire libre, y al subir a la valla son teletransportados a su clase.

Después de un tiempo Yuka finalmente se despierta y descubre que está finalmente en casa de nuevo y abraza a su hermano con alegría. Finalmente, el grupo sale de la escuela, pero antes de salir, Ayumi les pide a todos que vengan a la escuela al día siguiente.

Corpse Party: Book of Shadows

Episodio 5

Yuka hace una aparición de menor importancia en el monólogo de Sakutaro al comienzo del capítulo, donde dice que ella se escapó de él porque le asustaba.

Episodio 6

Yuka despierta para luego encontrarse a sí misma en el Laboratorio de Ciencias. Está un poco confundida, pero recuerda que poco a poco se separó de su hermano durante la búsqueda de un baño y más tarde se encontró con un hombre llamado Kizami, quien está buscando a su pequeña hermana perdida. Ella no puede moverse y se da cuenta de sus dos manos y pies fueron atados a una mesa. Mientras trata de liberarse de las cuerdas, escucha que alguien entra, el cual no es otro que el propio Kizami. Kizami se asesora de que la cuerda de Yuka no esté floja. Ella le suplica a Kizami en busca de ayuda, pero Kizami se niega, diciendo que él fue quien ató a su "hermana pequeña", por lo que no puede dejarla ir. Yuka tiene miedo y se esfuerza lo más que puede en escapar, sin éxito. Sacando un cuchillo pequeño, Kizami quiere que Yuka lo llame "Hermano mayor" y que le pida ayuda, pero ella se niega a reconocer a Kizami como su hermano mayor. Él le corta la ropa, amenazándola con matarla y retirar sus entrañas. Yuka es aún persistente, lo cual enfurece a Kizami, quien la hubiera asesinado de no ser porque empezó a sentir simpatía por Yuka. Él decide abandonar su idea y comienza a torturar a Yuka. Los gritos de Yuka de alguna manera tocan su corazón, dándole una sensación de dolor. Él mismo se sigue preguntando "¿Realmente quiero una hermana pequeña?" Yuka piensa que Kizami está teniendo un dolor de cabeza y amablemente le pregunta si está bien y que si quiere algunos de los analgésicos que guarda en su bolsillo. Las amables palabras de Yuka le tocan. Yuuya no se da cuenta del gran hombre que está detrás de él, el cual lo mata de un golpe con un martillo.

Yoshikazu luego la desata. Yuka recoge ácido clorhídrico cercano y se lo tira a Yoshikazu, lo cual le hace retroceder ligeramente y destruir la lámpara, oscureciendo el espacio lo suficiente para que Yuka se escape. Ella corre a la primera planta, pero se produce un terremoto, haciendo que caiga en un refugio anti-aéreo abandonado. Yuka trata de entrar en la sala de almacenamiento, pero la habitación está cerrada, por lo que decide explorar más a fondo. Ella se dirige al baño de las chicas y recoge un trozo de madera, el cual utiliza para ocultar su ropa interior mojada.

Ella puede oler el hedor horrible que viene desde el interior de una habitación. Oye el sonido del agua y piensa en lavar sus manos después de deshacerse de sus bragas mojadas. Las moscas domésticas parecen molestar a Yuka pero ella sigue avanzando, sólo para encontrar muchos cadáveres ante sus propios ojos. Ella está horrorizada, pero antes de que ella se recupere, otro cuerpo cae, vivo. Yuka se agota rápidamente de la habitación y se calma. Luego se oye a alguien ofreciéndole ayuda. Es Sachiko. Ella actúa amable hacia Yuka, quien consuela a Sachiko y decide acompañarla.

Dentro de la sala de disección, Sachiko siente frío y quiere los zapatos de Yuka. Yuka siente lástima por ella y se los quita para ella. Más tarde, Sachiko le dice a Yuka que la sala de almacenamiento está desbloqueada y que ahora puede entrar. Dentro de la sala de almacenamiento, Sachiko juega con una cámara que está cerca y toma una imagen de Yuka. Sachiko más tarde se siente cansada y ambas deciden dormir juntas en las camas más cercanas. Sachiko despierta repentinamente a Yuka y le dice que perdió su horquilla. A continuación, llora y pide la horquilla de pelo de Yuka en su lugar. Como Yuka vacila, Sachiko se enfurece. Yuka le dice que su horquilla es un regalo de su madre, y que ella no puede dársela debido a esto.

La mención de la palabra "mamá" parece desencadenar pensamientos en Sachiko, quien empieza a llorar. Yuka se disculpa y ayuda a buscar a su horquilla. En la última parada de la sala de disposición, Yuka duda en entrar a la habitación. Sachiko la convence de entrar y proceder en primer lugar. Yuka llega hasta donde está Sachiko y la encuentra tirada en el suelo gimiendo de dolor. Se acerca a ella y le pregunta si está bien, pero Sachiko la empuja con gran fuerza. Yuka cae en una piscina de color rojo, casi ahogándose. Cuando Yuka se desliza hacia arriba tosiendo, Sachiko le dice que tiene algo en el pelo. Yuka grita y se desmaya. Cuando Yuka despierta, Sachiko se disculpa con ella y empieza a llorar. Yuka se siente aliviada al encontrarla bien, pero Sachiko solamente se ríe maliciosamente.

Alternativamente, si Yuka le da a Sachiko su horquilla, ella comenzará a caer bajo el oscurecimiento. Una vez que Sachiko tomó la horquilla, le pide a su "hermana mayor" que le dé su pelo también. A continuación, comienza a tirar de su pelo. A continuación las piernas de Yuka, empiezan a temblar, ya que esta se siente mareada por la pérdida de sangre. Como ella sólo ve oscuridad, Sachiko le pregunta si su "hermana mayor" está bien.

Sachiko le pide a Yuka que se dé prisa, pero sus pasos son cada vez más y más pesados. Sachiko solicita entonces una cosa más: la vida de Yuka. Yuka parece estar en trance. Trata de defenderse pero pronto sucumbe a ella y decide darle a Sachiko su vida. Un hombre aparece detrás de Yuka y le da un fuerte golpe, matándola. Sachiko toma una foto con la cámara que encontró antes y decide enviarla al hermano de Yuka para divertirse.

CAPÍTULO 00

Después de que Ayumi es dada de alta, vuelve a la Academia Kisaragi y se reúne con Yuka, junto con Satoshi, Naomi y Yoshiki.

CAPÍTULO 4

Yuka está en su casa cuando la Sra.Kuon y Naomi Nakashima la visitan. Más tarde, después de salir, la madre de Satoshi descubre que Yuka tuvo un accidente en el baño, en alusión a la posibilidad de que la vejiga de Yuka fue dañada después de que Yuya Kizami le dio una patada.

Al día siguiente, Yuka se ve divirtiéndose en Mochida Springs, junto con Satsuki Mizuhara. También participa en la foto en grupo tomada por la madre de Satoshi.

CAPÍTULO 5

Como Satoshi se prepara para ir a Heavenly Host, Yuka se preocupa por él. Ella le pregunta a dónde va, a lo que él le dice que va a ver a Yoshiki para hacer la tarea. Yuka ve fácilmente a través de esta mentira y le pregunta si tiene que ver con Heavenly Host. Cuando Satoshi le da una respuesta insatisfactoria, Yuka empieza a llorar. La mamá de Satoshi le da un abrazo y le pregunta si ella quiere un helado mientras que Satoshi sale a Yoshiki. Ella inmediatamente se levanta el ánimo.

A la mañana siguiente Yuka es vista caminando con Satsuki a la escuela, sólo para encontrarse con que la Academia Kisaragi está temporalmente cerrada. Misuto Kiriya, quien las había estado esperando, reconoce a Yuka y le dice que Satoshi Mochida ha ido Heavenly Host, para luego preguntarle si quiere salvarlo. Yuka entonces accede rápidamente.

Capítulo 6

Después de despertarse en Heavenly Host, Satsuki le pregunta a Yuka donde están, a lo que Yuka sólo le dice que permanezca a su lado, sin importar qué. Ella le pide a Misuto ir a donde está su hermano mayor es, pero él dice que no sabe, lo que les obliga a entrar al edificio principal. Primero comprueban el auditorio, donde son recibidos por un enorme agujero en el suelo. Misuto le ofrece a Yuka una botella de agua, pero Satsuki bebe en su lugar, para luego entregarle la botella vacía. Se dirigen hasta los baños de la 3ª planta, donde Satsuki va a usarlos. Yuka le pregunta a Misuto cómo sabe acerca de Hostia, y él explica que es el dueño del Nuevo Libro de las Sombras. En esto, Yuka escucha a Satoshi gritando el nombre de Yoshiki. Misuto insiste en que ella debe ir a buscarlo, y ella se escapa. Cuando llega a un pasillo sin especificar, se siente demasiado cansada para correr más y se detiene. Luego ve a Misuto quien viene hacia ella, y le dice que su hermano mayor está muerto. Yuka rotundamente dice que eso no puede ser verdad, y empieza a llorar.

A continuación, le dice que Misuto Satsuki también ha muerto, esta vez por su propia mano. Yuka parece que no puede manejar esto y su aura comienza a brillar y vibrar. Misuto la golpea en el estómago, y ella se desmaya.

Capítulo 8

Yuka está presa en una habitación en forma de caja en el sótano. También puede escuchar a el Sacerdote orando desde algún lugar cercano. Murmurando para sí misma, Yuka dice que es imposible que Satoshi esté muerto.

Capítulo 9

Satoshi encuentra a Yuka en su sala de aislamiento, donde ella está de pie y sonriendo con una mirada en blanco. Naomi, Yoshiki, y la Sra.Kuon entran en la sala cuando se enteran de que Yuka está ahí. Como Yuka no se está moviendo, Yoshiki pone a Yuka en la espalda de Satoshi, para que pueda escapar con el resto del grupo. Todos ellos salen de la habitación, donde se encuentran con que las paredes se mueven. Se proponen escapar y ponerse a cubierto dentro de otra habitación en el sótano. De repente, Yuka ríe igual a Sachi Shinozaki. Los ojos de Yuka se vuelven completamente negros, y se revela que ella está siendo poseída por Sachi. Sachi comienza a hablar a través de Yuka, explicando cómo ella es la hermana gemela mayor de Sachiko Shinozaki, pero murió en el útero. Sachi había intentado poseer a otros, pero Yuka es la única que no se rompe con ella dentro. Sachi demuestra su capacidad forzando a Yuka a orinar. Ella también dice que en una de sus "primeras veces" habrá un asesinato entre hermanos y comienza a estrangular a Satoshi. Los otros tratan de detenerla, sin mucha suerte. Sin embargo, Yuka utiliza la energía espiritual propia, y poco a poco intenta detener a Sachi. Naomi dice que Satoshi no sobrevivirá si se tarda más tiempo, y apuñala su ojo maldito con el fin de dañar a Sachi. Esto funciona, y ella momentáneamente libera Yuka de su posesión. Pero después de un minuto más o menos, obliga a Yuka a asfixiarse a sí misma. Esto no dura, ya que Sachi vuelve a aparecer en su forma habitual, pero la Sra Kuon la aplasta y se traga los dientes de leche que era el único vínculo de Sachi con el mundo físico. Yoshiki lleva a Yuka fuera de la habitación a través de un agujero en la pared, y todos los demás lo siguen.

Capítulo 10

El grupo llega a la torre del campanario, donde la Sra.Kuon se sacrifica para destruir el "Sephirot of Knowledge". La explosión resultante hace que Satoshi, Magari Mizuki, Yoshiki, Satsuki, Naomi, y Yuka se caigan.

Más tarde, cuando Ayumi entra en el núcleo, el grupo ve una plataforma por debajo de ella. Después de que Ayumi vence a la reina, ella explica la historia de la Reina al resto del grupo. Yuka se despierta y ve que tanto Satsuki como Satoshi todavía están vivos. Magari les pide que se vayan y vulvan al mundo real, ya que ahora hay un portal a él fuera del edificio escolar. Yuka escapa junto con Satoshi, Magari, Aiko Niwa, Naomi, y Satsuki

Curiosidades

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.